0

DELTA Talks

 

0. Motivación

Este documento es un borrador de trabajo realizado a partir de las impresiones comunicadas por Araceli Marqués (promotora de la idea).

En resumen, las líneas maestras que impulsan este nuevo proyecto son:

  • Comunicar
  • Transmitir emoción
  • Generar empatía
  • Analizar
  • Accionar
  • Generar confianza

A partir de las conclusiones que se vayan generando a medida que se vayan elaborando borradores, se establecerá una serie de guiones. Estos guiones marcarán el rumbo y servirán para captar la atención de patrocinadores de la idea.

1. ¿Por qué?

Nuestra sociedad a menudo pierde el foco de lo realmente importante: las personas. Aunque esta sentencia es aceptada por la mayoría, suena (casi) a slogan. Nos movemos en entornos sociales y de trabajo en los que la comunicación (los datos) es abrumadora. Es casi imposible tener una referencia de nuestro lugar en el mundo: la velocidad, las obligaciones y los estereotipos son parte de la niebla que nos impide ver bien lo que necesitamos: información.

Todos sabemos que para tomar las las decisiones adecuadas debemos tener la información adecuada.

Pero, ¿qué es la información adecuada? Ese es el debate importante en esta sociedad hiperinformada: ¿cómo debemos ponderar los meros datos frente a nuestros deseos y emociones? ¿Cómo conjugar lo ya establecido con lo inexplorado? ¿Cómo gestionar la realidad de lo inmediato con nuestros sueños de futuro?

Parece interesante aportar a la sociedad este debate para aportar información útil a todos los niveles: experiencial, emocional y motivacional.

3. ¿Con quién?

En cualquier actividad humana se pueden establecer tres etapas: la inicial, en la que se aprende a gran velocidad; la intermedia, en la que se establecen otras prioridades en función de la experiencia; y la final, en la que se hace una recopilación para dar sentido al camino recorrido.

Dentro de lo subjetivo que cabe esperar en un asunto como este, en el mundo laboral las etapas se difuminan: ¿dónde quedó esa trayectoria en la que a un empleo entrabas como aprendiz, pasabas por oficial y acababas como maestro?

Con la desvinculación de los trabajos de la parte física, el tremendo alargamiento de las expectativas de calidad de vida y las necesidades de sentirse útil, el último tramo de la carrera profesional se prolonga de una manera inaudita para la generación de nuestros abuelos. 

Pero, además, el mundo laboral está cambiando: ya no es tan rígido, requiere de adaptación constante y, como se ha visto en el cambio de siglo, ya no existen los “trabajos para toda la vida”. Los nacidos a partir de 1960 han tenido que adaptarse a la irrupción de lo digital, el aprendizaje continuo y a carreras laborales más prolongadas y cambiantes.

Para construir ese diálogo senior/millennial sería ideal incorporar el punto de vista de la empresa/organización, para mostrar cómo está trabajando esta diversidad de edad y de cómo está influyendo en el día a día de las empresas de cualquier tamaño y sector y en su productividad, en línea con lo que se viene denominando la experiencia de empleado (talent experience).

Hace tan solo unas décadas, una generación reemplazaba a la otra laboralmente por oleadas. Actualmente, por lo expresado en los párrafos precedentes, las nuevas generaciones se cruzan con las de sus padres: como las aguas mezcladas de los deltas.

¿Dónde están las oportunidades para los Millennials (la Generación Y, nacidos desde mediados de los 80 hasta el 2000)? ¿Acaso son esas oportunidades las que ellos quieren realmente? ¿No es cierto que lo que sus padres interpretan como inadaptación ellos lo experimentan como ganas de cambiar el status quo?

La generación que está empezando a coger las riendas discute permanentemente con la generación de sus padres porque se rebelan ante los modelos que heredan de estos. Pero esta rebeldía, a diferencia de épocas pasadas, no se expresa de forma violenta o por confrontación. A la generación Millennial no le interesa tanto la revolución como la evolución.

Son la generación más preparada para el mundo que les teníamos preparado, pero que ya parece que no existe. La generación de los senior (¿nacidos a partir de los años 50-60?) conquistaron y consolidaron el estado del bienestar, el mismo que se resquebraja y amenaza derrumbe ¿Qué esperamos de la next-gen? ¿Qué esperan de los seniors? ¿Qué toman y qué rechazan del legado de los seniors?

Este diálogo es tremendamente apasionante: dos generaciones y (seguramente) dos visiones que, esta vez sí, en este momento crucial de la historia, coinciden no ya para darse el testigo, sino para remar en el mismo barco. Ya no es suficiente con pasar la capitanía de la nave como si se pasara un testigo: los momentos actuales precisan de todos los remeros disponibles.

Quizá, por primera vez en la historia, los padres necesitan más a los hijos que al revés.

4. ¿El qué?

Necesitamos un formato en el que estas dos mareas, como en un delta, puedan expresarse y generar un ecosistema fecundo.

Hay diversas experiencias que nos pueden servir de referencia:

  • TED (Ideas worth spreading): es un formato muy conocido en base a un estilo muy americano con un ponente que ofrece un breve ponencia o testimonio. De muy alta calidad de producción. Ha sufrido un cierto desgaste (se lleva produciendo desde los años 90). 
  • Conversaciones sobre el futuro (Banc Sabadell): un formato que impactó hace unos 10 años pro su puesta en escena y el alto nivel de los personajes invitados. Es un formato menos espectacular pero que gana en proximidad. Y la puesta en escena ha marcado un estilo desde entonces. 
  • Conduce como piensas (Toyota y Prensa Digital): la prensa digital ha encontrado una vía de financiación con contenidos emocionales promocionados por grandes marcas (Toyota, BBVA, Banco de Santander, Telefonica, etc.), las cuales suelen contar con importantes presupuestos de RSC. Este formato es más económico pero con una alta calidad de producción. 

Para ir dando forma a nuestro formato, necesitamos: 

  • Un nombre atractivo y significativo (a mí me gusta DELTA Talks, porque es la zona de encuentro del agua nueva de los ríos con el agua profunda  del mar).
  • Una estructura que puede ser fija o ir modificándose según las circunstancias. La estructura sugerida por Araceli Marqués es la de generación padres vs generación hijos moderados/espoleados por un personaje conocido (Julia Otero, Angels Barceló, Carlos Alsina, Toni Garrido, Pepa Fernández, Guillermo Fesser, etc).
    Esta formulación podría generar empatía por identificación en un amplio espectro de la población.
  • Los personajes. Se han sugerido varias duplas en la que el diálogo padres/hijos puede ser muy sugestivo. A saber:
    Menchu López-Lavid vs Fernando Nájera Lavid… sin duda la conversación puedes ser fresca y estimulante, pero son personajes poco conocidos.
    Este formato puede abrir la posibilidad de contactar con personajes públicos. Por ejemplo, ¿no estaría bien contar con el actor Antonio Banderas y su hija Estela del Carmen? Sería genial, pero estaríamos posicionando el formato en un evento con un carácter comercial.¿Y si le damos otra vuelta?

    Vamos a intentarlo: ¿por qué no intercambiamos a los miembros de las familias?
    Imaginemos una breve conversación de Estela del Carmen con su famosísimo padre sobre los aprendizajes del pasado y los retos del futuro… luego, Estela del Carmen se va y se cambia por Fernando Nájera y empiezan a entablar una conversación similar a la anterior, pero con su nuevo padre, Antonio Banderas.

    Este formato cruzado (cross-format) puede producir interesantes interacciones al confrontar ciertas paradojas: ¿Ambas generaciones actúan bajo algunos prejuicios? ¿Los seniors conocen la historia y la problemática de los millenials, y a la inversa? ¿Qué tienen que reprocharse ambas generaciones? ¿Qué identificaciones (erróneas o acertadas) se producen al abordar temas como el modelo económico, el social, el interpersonal o el medio ambiente?

    A menudo nos dejamos llevar por lo aparente y no prestamos atención a lo realmente importante: la dinámica subyacente de las cosas.

    En cuanto al formato, estamos abiertos a ir perfilando el cómo siempre que no perdamos de vista el porqué.

  • Una imagen identificativa. Para que todas las comunicaciones y difusiones sean identificables deben tener unos diseños coherentes y modernos.
  • Formatos. En principio la idea sugiere un formato de media duración (15-20 min.), adecuadamente guionizado para que no se dejen de tratar temas clave y bien editado para enfatizar las conclusiones.
    A partir de esta pieza “master” se pueden hacer otras más breves (bumper ads y similares) para difundir por redes sociales, foros y medios de comunicación.
  • Difusión. Los vídeos sería alojados en una web específica y promocionados en RRSS.
    Eventualmente se puede llegar a acuerdos de difusión con Prensa digital.

 

5. ¿Para qué?

Este tipo de iniciativas que fomentan el encuentro, la mezcla, el reto y la polémica bien entendida, deben ser claras en sus intenciones: creo que la principal es el intercambio de conocimiento entre estas dos generaciones: la una ha vivido cambios para los que no les habían preparado y, la otra, porque necesitan cambios.

Todo lo demás que pueda surgir puede ser susceptible de estudio y análisis, pero debe servir, sobre todo, como reserva de energía para quienes necesiten indagar en sí mismos viendo a personas como ellos contando sus experiencias, mostrando sus recursos y haciendo frente a la incertidumbre con diferentes estrategias.

6. ¿Sin qué o quién?

Una iniciativa que quiera ser honesta con la realidad debe mostrar un abanico representativo de la misma: la sociedad es muy variada y es quizá parte de la problemática en la que estamos inmersos, por lo que habría que buscar esa representación para no ser acusados de tendenciosos.

Pero debe huir de enfoques politizados, aunque se expresen ideologías o creencias. El foco debe ponerse en el intercambio de conocimiento en base a la relación emocional entre las generaciones de los padres y sus hijos, sin tapujos pero sin utilización política.

7. Presupuestos.

A modo de borrador: el desarrollo de la idea necesariamente cuenta con la participación altruista de los protagonistas, pero se necesita un cierto presupuesto que facilite la operativa y la difusión de esta iniciativa.

Este formato por capítulos ofrece la posibilidad de buscar patrocinadores que financien cada capítulo, aunque puedan hacerlo sobre una serie.

7. 1 Website en la que alojar el ideario de Delta Talks y donde visualizar los capítulos. Sería un escaparate para patrocinadores. El coste no debería superar los 1.500 .

7. 2 Grabaciones en vídeo. La grabación de cada evento, incluyendo el alquiler de un plató, la edición posterior (cartelas, subtítulos, títulos de crédito, etc) y la postproducción de los diferentes formados (larga duración [10’ y duración breve para RRSS [8”, 20”]) podría estar entorno a 1.800 por cada uno.

7. 3 Gastos de rodaje. Para cada producción debería contarse con una bolsa que cubriera eventualidades como taxis, catering (si no lo aporta el plató) e imprevistos. Sería ideal contar con personal de maquillaje. Esta partida puede rondar los 300 .

7. 4 Redes Sociales (Twitter, Facebook, Instagram, YouTube, etc). Estos perfiles se pueden generar sin coste (buscando ayudas) y ser gestionadas internamente por los miembros del equipo.

8. Aliados

Listado de personalidades a quienes se puede contactar para que colaboren.

Podemos tener acceso a:

D. José Antonio Marina, filósofo, ensayista y pedagogo.

D. Vicente del Bosque, exfutbolista profesional y exseleccionador de fútbol.

Dña. Julia Otero, periodista y comunicadora.

D. Ramón Sánchez-Ocaña, periodista y divulgador.

Y muchos otros como María Benjumea, Fernando Ónega, María Blasco, Victoria Prego, Leopoldo Abadía, Valentín Fuster, Carmen Posadas, etc.


Seniors: 

Esteban Jódar
Catedrático de Endocrinología y Jefe de Servicio del Hospital Universitario Quirón (Madrid).

Montserrat Romera
Doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona (UB) Facultativo especialista de Reumatología del Hospital Universitari de Bellvitge. Portavoz de la SER.

Menchu López-Lavid
Doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y Master en Management and Healthcare Administration por ESADE. Head of Corporate AffairsSpain & Portugal en Bristol-Myers Squibb.

Jaime Arias
Médico. Trabajó en MSD como Regional Business Director. En la actualidad, referente de CRE.

Maria Dolores Calomarde Doñate
Máster en Robótica Inteligente. Piloto de Drones RPA E-ATO-14 Real AeroClub Zaragoza. Aeropuerto de Teruel Delsat.
Máster en Dirección y Gestión de Clínicas, Centros médicos y Hospitales.
Máster en Marketing Digital y Community Manager.
Diplomada Superior en Nutrición, Alimentación y Salud Pública. Escuela Nacional de Sanidad (Instituto de Salud Carlos III) Madrid.
Máster en Medicina Estética.
Postgrado en Medicina Naturista, Facultad de Medicina, Zaragoza.
Medicina Biológica. Nutrición Celular Activa.
Directora Residencia Juvenil y Comedores Colectivos del Gobierno de Aragón.
Máster en Gestión Medioambiental. CEPADE. U. P. de Madrid.
Máster en RRHH, Universidad de Zaragoza.    
Máster en Dirección y Gestión de Planes de Marketing.
Directora Residencia Juvenil «Luis Buñuel»de Teruel, Gobierno de Aragón.
Directora en Instituto Aragonés de la Juventud del Gobierno de Aragón en Teruel.

Araceli Marqués Mayoral
Farmacéutica. Gerente Nacional de ventas en MSD. Diploma superior en Alimentación, nutrición y Salud Pública por la Escuela Nacional de Sanidad. ESADE Programa de desarrollo directivo. Voluntaria de Cruz Roja Española en el grupo de salud de la asamblea Majadahonda-Las Rozas.


Millennials:

Carla Pablos Romera
Licenciada en Derecho. Actualmente trabaja en asistencia letrada en frontera (Aeropuerto Madrid Barajas) y en territorio a los solicitantes de refugio en el procedimiento de solicitud de asilo.

Silvia Maraña Marqués
Doble licenciatura en Derecho y Ciencias políticas. UAM. Cursos de postgrado “compliance officer”. Trabaja como Sales Manager en IAG7viajes.

Jaime Arias Prats
Bachelor’s Degree Broadcasting Communication Barry University, Miami, FLO. USA. MBA Business Communication Universidad Carlos III, Madrid. Comm-On Digital Communication [www.common-digital.es].

Ines Romero Calomarde
Diplomada en Enfermería por la Universidad Europea de Madrid (UEM) y Monitor de Tiempo Libre.


Colaboradores:

Nacho Casares
Licenciado en Bellas Artes y Máster en Creatividad Publicitaria. Director de Proyectos en MÓVET Publicidad y Comunicación.